en O B E R T / Academix - Abriendo espacios

Martes 11 de julio

La convocatoria de PEDAB se extendió entre los estudiantes de bellas artes y de diversas escuelas de arte y diseño. Entre artistas participantes y público la sala expositiva se abarrotó como nunca antes habíamos visto. Tras la presentación inicial los asistentes se refrigeraron en el pasaje de la Virreina y ocuparon literalmente el espacio normalmente deshabitado que comunica las ramblas con la plaza Sant Galdric.



La exposición inauguró puntual a las 18:30 como estaba previsto. Hasta el último momento los artistas participantes dieron los últimos retoques al montaje, que se había iniciado esa misma mañana. Se trata de una propuesta autogestionada y autoorganizada por los impulsores del PEDAB y por los artistas integrantes de la exposición. Es una generación que no titubea ante los micrófonos, así lo demostraron Max y Martí a la hora de presentar el proceso desarrollado dentro de los viveros de aprendizaje del LAC: el recorrido inicial desde marzo de 2017, el proceso de trabajo para impulsar la plataforma de estudiantes, el desarrollo con altibajos durante cinco meses y el aprendizaje comunitario de la experiencia. En palabras de Martí, no sabemos si concluimos o justamente estamos al inicio de algo. Lo que si es cierto es que la propuesta ha calado y ha tenido su razón de ser en una institución cultural, que como la Virreina y la mayoría de las existentes en esta ciudad ha sido poco permeable a las propuestas de las generaciones más jóvenes. Con el Laboratorio intentamos dar un giro de 360ª, apostar y dar cabida a la generación de nuevos formatos, nuevas comunidades y públicos. El contexto de La Virreina Centre de la Imatge es sensible a estas nuevas formas de entender la creación contemporánea. Y desde aquí el trabajo se vuelve apasionante y lleno de sorpresas como la propuesta expositiva de hoy.



A las 20:30 las puertas se cerraron y ordenadamente se llevó a cabo el desmontaje. El vigilante de la sala nos confirmó entonces el número de visitantes: 227 personas. Pieza a pieza cada artista fue embalando su creación de aquella exposición que aunque efímera no menor. Una experiencia que recordaran sin duda y que desde los centros de arte echamos desde ya en falta.